Swisscontact celebra seis años de trabajo en migración y retorno en El Salvador

Mejoramiento de las capacidades
13.07.2022
Swisscontact celebra seis años de trabajo en migración y retorno a través del programa Nuevas Oportunidades reconociendo a instituciones del sector público y privado como parte de la Alianza para el desarrollo y la reintegración de población migrante retornada

Junto a socios aliados y cooperantes hemos dedicado importantes esfuerzos a favor de la reintegración productiva de la población migrante retornada de El Salvador, con quienes hemos trabajado durante seis años. Esta trayectoria se suma a la ya lograda en otros países como Nepal, Chad, Kenia, República Democrática del Congo, Albania, Guatemala y Honduras.

Para lograrlo, hemos contado con importantes aportes de cooperación de la Embajada de Suiza, de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación COSUDE, Unión Europea, Fundación Avina, Medicor, Argidius y ASOSAL, entre otros. Con cada aporte se ha logrado consolidar un ecosistema de migración y retorno que, con liderazgos del sector público, privado y organizaciones de la sociedad civil, ha logrado no solo adoptar el programa, sino adaptar y crear nuevos servicios de atención al migrante para lograr una efectiva reintegración.

En el marco de la celebración, desde Swisscontact reconocemos las acciones de los aliados estratégicos en conjunto con instituciones, organizaciones y entidades que se han sumado como parte del Sistema de Reintegración Económica para personas migrantes retornadas, tales como: Insaforp, Alcaldía Municipal de San Miguel , Asociación de Municipios Los Nonualcos, Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Trabajo y Previsión Social, CONMIGRANTES, GMIES, Universidad de Oriente, Plycem El Salvador, IMPACT HUB, Alcaldía Municipal de San Salvador, Alcaldía Municipal de La Unión, FUNDEMAS, Manpower Group, REFLEX, Banco Agrícola, Cruz Roja Salvadoreña, Fe y Alegría, CASATUR, CASALCO, FUNDASIL, ALSARE, Superintendencia del Sistema Financiero, Asociación de Salvadoreños en Los Ángeles (ASOSAL) y Consulado General de Los Ángeles.

El proyecto Nuevas Oportunidades nace en el 2016 y en su fase inicial logró certificar a más de 400 migrantes retornados de los cuales el 62% fueron insertados en el mercado y tuvieron además alternativas para emprender.

En la actualidad el proyecto que se extenderá hasta el año 2024, en la que se continuará fortaleciendo y certificando competencias, incorporando además elementos transversales de territorialización, innovación, tecnología, nuevas metodologías

El enfoque territorial del proyecto Nuevas Oportunidades tiene como objetivo presentar las acciones de fortalecimiento técnico en conocimientos y habilidades por medio de formaciones en temas de Derechos Humanos con enfoque DESCA, formulación de Políticas Públicas y Acompañamiento Técnico para la formulación de Planes Estratégicos Territoriales a cargo de nuestro socio ejecutor Grupo de Monitoreo Independiente de El Salvador, para diseñar conjuntamente con los Gobiernos Locales iniciativas para el abordaje integral de la dinámica migratoria en los territorios. 

Sumado a esto, con el apoyo de la Dirección de Diáspora y Desarrollo del Ministerio de Relaciones se establecerán rutas de vinculación con la Diáspora para identificar acciones de apoyo a territorios en desarrollo local por medio de la inversión. Es por ello que se consideran a los gobiernos locales como un actor clave en la identificación, atención y derivación de personas migrantes retornadas y desplazadas internas.

»Esperamos que durante los próximos años podamos continuar fortaleciendo lazos con nuestros aliados e invitamos a nuevos a sumarse a trabajar juntos para que los salvadoreños puedan mejorar sus condiciones de vida mediante su propio esfuerzo, integrándose con éxito a la economía local. La reintegración desde un enfoque integral requiere una visión sistémica del fenómeno. El abordaje del fenómeno migratorio no puede realizarse de manera aislada«
Director Regional Swisscontact para Latinoamérica Saúl Díaz Ortíz

En los próximos años se proyecta en la región facilitar el acceso de 9500 personas retornadas a servicios de reintegración, más de 600 personas formadas y sensibilizadas para la atención de migrantes retornados, 34 metodologías e instrumentos innovadores replicables que aportan a la reintegración, alrededor de 36 actores proveen servicios de reintegración adaptadas a las necesidades de los migrantes retornados.

El Salvador, Guatemala
Inserción en el mercado laboral
Nuevas Oportunidades- Reintegración productiva de migrantes retornadas
El proyecto procura la reintegración económica de las personas migrantes retornadas. Da lugar a que certifiquen las capacidades que han adquirido en Estados Unidos o en México. Tras su certificación, se les apoya para conseguir empleo o para iniciar su propio negocio. Así, el proyecto consta de tres partes principales: la certificación, el incremento de la empleabilidad y la promoción del autoempleo y del emprendedurismo. Se crea así un ecosistema de servicios en el que participan instituciones tales como el Instituto Salvadoreño de Formación Profesional, INSAFORP, la Cámara Salvadoreña de Turismo, CASATUR, la Cámara Salvadoreña de la Construcción, CASALCO, además de alcaldías, universidades y empresas privadas. Para el periodo 2021-2024 se ha aprobado una nueva fase que incluye elementos transversales tales como las nuevas tecnologías.
El Salvador
Inserción en el mercado laboral, Ecosistemas empresariales, Mejoramiento de las capacidades
Gene-Sis: Generar nuevas oportunidades para las personas migrantes retornadas
El proyecto aborda una de las crisis humanitarias más apremiantes en Centroamérica. En 2018, 195 790 migrantes de los países del Triángulo Norte de América Central (NTCA) se vieron obligados a volver a sus países de origen, un aumento del 38.5% respecto del año anterior. Con la nueva política más estricta del gobierno de los Estados Unidos sobre migración ilegal, y la terminación del estado de protección temporal para 195 000 salvadoreños, se espera que este número aumente aún más en los próximos años. A esto se suma la reducción de remesas enviadas desde los Estados Unidos que son primordiales para la supervivencia de muchas familias de El Salvador dado que las oportunidades económicas en el país son limitadas. Además, la mayoría de las personas migrantes retornadas no disponen de una red de apoyo psicosocial ni económica al regresar y corren el riesgo de caer en actividades delictivas o intentar nuevamente emigrar.