Swisscontact suscribió dos convenios de cooperación por medio de su proyecto Nuevas Oportunidades

Mejoramiento de las capacidades
Publicación en Soy Positivo 12.01.2023
Bajo el panorama migratorio previsto para 2023, Swisscontact, por medio de su proyecto Nuevas Oportunidades para Migrantes retornados (NuOp), suscribió dos convenios de cooperación, uno con la Municipalidad de San Marcos y otro con el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM).

Ambas alianzas buscan establecer mecanismos de participación y colaboración conjunta para la prevención de la migración irregular y la reintegración de los migrantes retornados, estableciendo acciones conjuntas que permitan desarrollar en el país mecanismos eficientes y sostenibles para la población guatemalteca.

En Guatemala, 2 de cada 3 personas económicamente activas trabajan en la informalidad, lo que contribuye a que cada vez más los guatemaltecos migren, especialmente hacia los países del norte. En los últimos 4 años han sido deportados alrededor de 307,090 guatemaltecos, el mayor número de retornados se dio en el año 2019, sin embargo, tras el paso de la pandemia, los números han vuelto a aumentar. Durante 2022, un total del 92,486 migrantes fueron retornados al país; connacionales principalmente de San Marcos, Huehuetenango, Quetzaltenango, Quiché y Guatemala.

El mayor número de incidencia de retornados corresponde al género masculino, seguido de mujeres adultos, niños acompañados de hombres y mujeres, y finalmente ninos no acompañados. Los migrantes retornados provienen en un 56.7% desde México y un 43.3% desde Estados Unidos.

Las personas migrantes retornadas que llegan al país se enfrentan a diversos retos durante su reintegración, tales como dificultad de adaptación al nuevo contexto, falta de una perspectiva profesional o de ingresos, y la lucha por encontrar un trabajo. Además, los trabajadores migrantes retornados, especialmente las mujeres, conviven con el estigma social y la discriminación. Todos estos hechos, hacen que las personas migrantes retornadas pertenezcan a un grupo altamente vulnerable, que afronta una variedad de barreras económicas, sociales, legales y reglamentarias, que a menudo se traducen en discriminación para entrar en el mercado laboral; algo que podría significar una nueva migración.

Tomando el contexto actual sobre el aumento de retorno a migrantes, 2023 representa un gran desafío en el apoyo y atención a estos, por lo que Swisscontact a través de su proyecto Nuevas Oportunidades (NuOp),  establece que estos convenios busquen aumentar las oportunidades de empleo de esta población en el país, a través de acciones cuyo objetivo es:

  • Fortalecer las alianzas en la atención a migrantes retornados y promover las oportunidades de reinserción en la economía formal.
  • Mejorar los estándares en materia de formación, capacitación, e investigación, el intercambio de conocimientos y de experiencias.
  • Certificar los conocimientos y habilidades adquiridas en Estados Unidos para hacer posible la incorporación al mercado de trabajo o bien fomentar el emprendimiento.
  • Apoyar la intermediación laboral, el autoempleo y la iniciativa empresarial a través del emprendimiento y la aceleración, así como el apoyo psicosocial.

El proyecto prioriza los departamentos de Guatemala y Quetzaltenango en el occidente, al pertenecer a una de las áreas con más migrantes deportados. “Estamos seguros de que la suscripción de estos convenios no solo fortalecerán el trabajo que Swisscontact ha venido desarrollando en Guatemala, sino que también incidirá en que los guatemaltecos no vuelvan a migrar a Estados Unidos. La identificación de estudios sobre las necesidades laborales que Swisscontact realiza constantemente, permite la creación de nuevas normas de competencia y la identificación de mano de obra calificada que con otros actores certificaremos, en áreas de construcción, gastronomía y turismo (hotelería), entre otros”, agregó Carlos Morales Cajas, director de país Guatemala de Swisscontact.

El Salvador, Guatemala
Inserción en el mercado laboral
Nuevas Oportunidades- Reintegración productiva de migrantes retornados
El proyecto procura la reintegración económica de las personas migrantes retornadas. Da lugar a que certifiquen las capacidades que han adquirido en Estados Unidos o en México. Tras su certificación, se les apoya para conseguir empleo o para iniciar su propio negocio. Así, el proyecto consta de tres partes principales: la certificación, el incremento de la empleabilidad y la promoción del autoempleo y del emprendedurismo. Se crea así un ecosistema de servicios en el que participan instituciones tales como el Instituto Salvadoreño de Formación Profesional, INSAFORP, la Cámara Salvadoreña de Turismo, CASATUR, la Cámara Salvadoreña de la Construcción, CASALCO, además de alcaldías, universidades y empresas privadas. Para el periodo 2021-2024 se ha aprobado una nueva fase que incluye elementos transversales tales como las nuevas tecnologías.