Usamos cookies para optimizar este sitio web.
Al usar este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.    Aprenda más

Proyecto de Seguridad Alimentaria (ACS-PROSASUR) en el Corredor Seco de Honduras

El Corredor Seco de Honduras es una de las zonas más pobres y económicamente deprimidas. Un 65% de los hogares viven por debajo de la línea de pobreza, y un 48% viven en pobreza extrema. Padecen altas tasas de malnutrición y carecen de acceso a oportunidades de desarrollo socioeconómico y a servicios sostenibles y adecuados de salud pública y educación. La principal fuente de empleo temporal para los pobres de las zonas rurales es la agricultura comercial para la exportación, y la principal fuente de ingresos es el pequeño número de empleos temporales en las zonas rurales. La agricultura de subsistencia y las remesas familiares constituyen la mayor fuente de ingresos complementarios.

El proyecto

El proyecto forma parte de la Alianza para el Corredor Seco (ACS), el programa insignia del gobierno para apoyar intervenciones que favorecen a la población vulnerable en varios municipios contiguos, que ocupan una gran franja de tierra seca que abarca desde Costa Rica hasta Guatemala. El objetivo del proyecto es reducir de manera sostenible la pobreza y el hambre en el Corredor Seco de Honduras.

El foco estratégico se concentra en cuatro pilares estratégicos:

  1. Agricultura sensible a la nutrición. El propósito esencial de la agricultura local es alimentar y nutrir a la población, por lo que el proyecto enfoca la producción agrícola como la principal fuente de nutrición a través de lo que las familias cosechan y comen, y promueve sistemas productivos que ofrecen acceso a dietas más variadas y nutritivas.
  2. Agricultura inteligente orientada al cambio climático, la reforestación y la resiliencia. Optimizar el sistema productivo de las familias para generar la mayor cantidad posible de nutrientes por huerto o parcela. Incrementar y diversificar la producción de cultivos de alto valor agregado de manera sostenible, cuidadosa y orientada al cambio climático. Esto se logra con la transferencia de tecnología y capacitación para la gestión adecuada de la agrosilvicultura, con un manejo inteligente de las microcuencas y con una diversificación cuidadosa y planificada de los cultivos.
  3. Mercados inclusivos y crecimiento económico. Las estrategias y planes de negocios se elaboran sobre un análisis de la demanda de oportunidades comerciales en el mercado, según un enfoque de crecimiento inclusivo y de políticas que benefician principalmente a hogares pobres y paupérrimos. Las actividades de implementación fortalecen la capacitación de empresarios agrícolas y no agrícolas, grupos de productores (formales o informales) y su integración en las cadenas de valor existentes, así como el desarrollo de aquellas cadenas con potencial de mercado asegurado. El proyecto introduce mecanismos sostenibles para el desarrollo socioeconómico local, y trabaja estrechamente con las partes interesadas locales y con los proveedores existentes de insumos y servicios para fortalecer sus capacidades y propiciar que se acerquen entre sí.
  4. Generar capital social mediante las capacidades locales. Uno de los principales mecanismos es generar y fortalecer las capacidades locales desde el comienzo del proyecto. A partir de la recopilación de datos socioeconómicos sobre los hogares y tras seleccionar los monitores de salud, el equipo del proyecto trabaja lado a lado con los grupos meta y fortalece las capacidades de hogares, jóvenes, líderes locales, autoridades locales y regionales, ONG locales, comités de agua, grupos productivos y otros actores relevantes en la recopilación de información, análisis y diseño de soluciones. Este planteamiento participativo y de fomento de capacidades garantizará la transferencia de conocimientos y capacidades a todos los interesados. En todo el proceso se dará prioridad a la participación de todas las partes interesadas, incluyendo a las mujeres y a las personas con capacidades especiales.

Enfoque principal de las actividades:

  • Promoción y adopción de prácticas agrícolas orientadas a la nutrición.
  • Consumo de alimentos nutritivos y diversificados, además de campañas educativas.
  • Creación o fortalecimiento de mercados inclusivos mediante un enfoque de cadenas de valor, lo que brinda acceso, rentabilidad y sostenibilidad a las actividades productivas.
  • Adopción de prácticas agrícolas climáticamente inteligentes (agricultura inteligente).
  • Aumento de la producción mediante la gestión adecuada de los recursos naturales, el cuidado del medioambiente, y la gestión y preservación de cuencas fluviales y microcuencas.
  • Empoderamiento de género para fortalecer la equidad de género.
  • Fortalecimiento del capital social a través de las capacidades productivas locales.

Resultados

Resultados 2018

  • Realización de más de 300 parcelas demostrativas que sumó un área de 15 hectáreas.
  • Siembra de 95 hectáreas en huertos familiares bajo el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional (PSAN).
  • Entrega de donación a más de 1200 hogares bajo plan PSAN.

Impacto al 2018

  • Transferencia de tecnología y aplicación de buenas prácticas agrícolas para la siembra de más de 100 hectáreas de cultivo ayudando a la seguridad alimentaria.
  • Diversificación de la dieta alimentaria de la población gracias a la siembra de más de 100 hectáreas de cultivo de hortalizas con especial énfasis en pepino, zanahoria, rábano y remolacha; frutales como aguacate, marañón, nance, tamarindo, entre otros.

 

Socios de proyectos

  • Creative Associates International
  • SNV Netherlands
  • Zamorano University
  • CIPE Consultores
  • Diconsa

Países del proyecto

  • Honduras

Duración del proyecto

2017 - 2021

Financiamiento

  • INVEST-Honduras
  • Worldbank

Área de trabajo

Empresa

Swisscontact
Swiss Foundation for Technical Cooperation
Hardturmstrasse 123
CH-8005 Zürich

Tel. +41 44 454 17 17
Fax +41 44 454 17 97
E-Mail info@STOP-SPAM.swisscontact.org