Usamos cookies para optimizar este sitio web.
Al usar este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.    Aprenda más

En América Latina el emprendimiento gana terreno

NextGen Women Entrepreneurs Week 2019 (Suiza) es un evento de cinco días dirigido a la nueva generación de mujeres emprendedoras. Se realizó en Suiza, por segundo año consecutivo, y contó con la participación de mujeres de Perú, Vietnam, Albania, Serbia, Bosnia & Herzegovina y Macedonia; países en donde el Programa Suizo de Emprendimiento (Swiss EP), apoyado por la Cooperación Suiza – SECO, promueve condiciones favorables para la creación y el crecimiento de las startups.

 

En esta entrevista, Charlotte Ducrot, Country Manager de Swisscontact para Swiss EP en Perú, nos explica, desde la experiencia del programa, porqué hay que apostar por las mujeres emprendedoras, qué es la innovación y cómo está el ecosistema en América Latina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El apoyo y promoción de las mujeres emprendedoras parecen estar en boga en varios países del mundo...

¿Y por qué no? Se han publicado estudios que indican que los negocios que cuentan con una mujer en el equipo de liderazgo son más sostenibles y exitosos. En el caso de Swiss EP, por ejemplo, en el último semestre 32% de los startups apoyadas por organizaciones socias, son lideradas por mujeres y el 41% de las startups que levantaron capital cuentan con una mujer entre sus fundadoras. Estas cifras nos llevan a pensar que los emprendimientos liderados por mujeres han sido relativamente más atractivos y con potencial de éxito que es lo que buscan los inversionistas.

 

¿Y esto a qué se debe; son las mujeres más cautelosas con el dinero?

Con las finanzas tal vez; y toman decisiones más realistas y menos riesgosas. Pero no sólo es un tema de género, sino de diversidad en el equipo de trabajo. Generalmente los hombres se arriesgan más; por eso es buena la diversidad. Hay que atreverse, pero también hay que aterrizar los negocios y las finanzas. De todas maneras, algunas de las fundadoras han expresado que les ha sido más difícil que a los hombres levantar capital. Hay casos en Esatdos Unidos que hasta se han cambiado su correo electrónico para insinuar que eran hombres y poder tener una primera reunión con inversionistas; ¡y lo lograron!

 

 

Según el Global Entrepreneurship Monitor y Endeavor, sólo el 4% de los emprendimientos en el mundo son innovadores, dinámicos y de alto crecimiento; sin embargo, los negocios de estos emprendedores generan cerca del 40% de los empleos creados.

 

 

Hoy en día, pareciera que todos los emprendimientos tienen que ser innovadores, ¿ Es realmente así?

 

El termino innovación es amplio. No siempre se trata de “ir a la luna” sino de hacer un pequeño cambio en el modelo de negocio o en cómo llegar al cliente. A veces la innovación está en los procesos. Innovar es buscar un camino nuevo; sin saber si va a funcionar; sea en el proceso o en el producto, la clave es que haya clientes dispuestos a pagar por este nuevo servicio/producto. Además de la innovación, las startups buscan escalar. Los emprendedores que fundan startups son generalmente personas que han estudiado y que deciden emprender por elección; deciden emprender porque quieren y porque a raíz de su experiencia profesional han encontrado una traba que piensan poder resolver con un nuevo servicio o producto; no porque se ven obligadas a emprender.

 

A veces en la cooperación se busca que los emprendedores de subsistencia innoven, pero es demasiado pedir. Si es posible hacer un negocio que permita vivir bien, es lo más importante; no forzar que innoven cuando no tienen la capacidad. No se puede pedir innovación a un emprendedor de subsistencia. Si bien los emprendimientos innovadores son más competitivos y los que más empleo crean, es mejor tener un buen negocio tradicional que un negocio que busca innovar y nunca llega a ser un negocio. Todo depende del contexto y de lo que se busque.

 

¿ Cómo estamos en América Latina?

América Latina es una región que presenta disparidades en los ecosistemas emprendedores pero que viene apostando por fortalecer esta opción de generación de empleo y capital. Algunos ecosistemas de la región están más avanzados que otros; podríamos nombrar a Brasil, Argentina, México, Colombia, y Perú (en ese orden, pero cada uno con sus peculiaridades). Lo que los caracteriza es que varios de estos países han recibido financiamiento de organismos públicos multilaterales para desarrollar sus ecosistemas. Lo negativo es que si se para el dinero se puede caer el sistema.

 

Un caso emblemático es Argentina en donde los emprendedores han desarrollado su propio ecosistema y han logrado tener una reinversión de tiempo y decapital de otros emprendedores exitosos en ideas de negocio. Este efecto multiplicador es positivo y permite la sostenibilidad de un ecosistema que se creó desde abajo, desde los mismos emprendedores.

 

De los cinco países que estuvieron presentes en el NextGen Women Entrepreneurs Week 2019, Perú llegó a la final con cuatro propuestas de emprendimiento que fueron presentadas en la modalidad de Pitch; dos de ellas quedaron en el primer y segundo puesto. “Es un orgullo ver que cuatro de las seis finalistas sean peruanas. Definitivamente este es el resultado del trabajo que vienen desarrollando las organizaciones del ecosistema en este país”, resalta Ducrot.

Perspectiva Corporate Tags Guatemala Honduras Nicaragua Perú El Salvador Emprendedurismo