Usamos cookies para optimizar este sitio web.
Al usar este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.    Aprenda más

“Nada es imposible de lograr”, afirma Vanessa

Vanessa Alanoca Tito (22 años) estudia en el Centro de Educación Alternativa (CEA) de El Porvenir (Pando) la carrera de Belleza Integral. Comenta que su interés en el área nace gracias a su tía, quien estudió la misma carrera y le hizo participar, como niña modelo, en sus prácticas de peinados y de otras técnicas relacionados al área de estética.

Años más tarde Vanessa observó la convocatoria lanzada por el CEA y allí definió que esta sería su oportunidad.  Nos cuenta que, sin dudar, se animó a ingresar al Centro donde conoció a excelentes docentes y buenas compañeras quienes asesoran a hombres y mujeres en el ámbito de la belleza y la estética.  Indica que en esta área se logra que las personas consigan, gracias a su imagen, mayor seguridad, a la par de hacerles sentir bien.

 

Estudiar y trabajar

 

Vanessa nos comenta que la carrera no es fácil puesto que, la mayoría de las participantes estudian, trabajan y atienden a sus familias por lo que se les complica cumplir con todo.  No obstante, Vanesa nos enfatiza que “nada es imposible de lograr” y que, gracias al apoyo y motivación de las docentes, varias de sus compañeras no se desanimaron y continúan sus estudios. 

 

Sobre las prácticas profesionales a las que les motivan en el Centro, señala, que muchas veces adquirieron experiencia en lugares como plazas, colegios o eventos sociales, situación que las motivó a llevar adelante también un servicio social y apoyar, así, a niñas, niños, adultos y personas ancianas quienes mejoraron su estética y estado de ánimo.

 

Actualmente Vanessa está cerca de concluir sus estudios y rescata que está muy animada porque aprendió mucho, a la par de combinar su talento en belleza integral con la elaboración de adornos para el cabello que los confecciona ella misma para niñas quienes son sus principales clientas en referencia estos artículos de tienen muchos detalles.

 

Sobre los conocimientos logrados con su formación, declara, que sus docentes le exigieron bastante y, gracias a este impulso, aprendió sobre la realización de todo tipo de trenzas, peinados para diferentes tamaños de cabellos u eventos, tintes y nuevas técnicas de belleza para hombres y mujeres.  

Rumbo a sus mejores aspiraciones

 

La joven profesional tiene en mente instalar su propio salón de belleza en Porvenir (Pando) y vender accesorios para el cabello que son elaborados por ella y que tienen excelente acogida hasta la fecha.  Indica que quiere lograr ofrecer variedad de servicios sobre estética en su salón y cumplir con las exigencias de sus clientes.

 

En este tiempo de pandemia que imposibilitó la apertura de negocios, institutos y se prohibieron actividades públicas, Vanessa realizó trabajos desde su hogar, mayormente cortes a hombres que, según nos explica, a ellos les crece más rápido el cabello, en comparación con las mujeres. Asimismo, nos dice, que trabajó pintando uñas, un servicio que no tienen un costo elevado para los clientes y que, dada la crisis sanitaria, esto le permitió seguir mejorando sus habilidades, a la par de estar activa hasta retomar las clases que le permitirán egresar como técnico medio en Belleza Integral.

 

“Lo importante en esta carrera es estar actualizada porque la moda va cambiando, está en constante movimiento”, concluye Vanessa.

  

Nota. El Centro de Educación Alternativa mencionado en esta nota es parte del sistema público de formación, dependiente del Ministerio de Educación del Estado Plurinacional de Bolivia y, actualmente, cuenta con el apoyo del proyecto Formación técnica profesional de la Cooperación Suiza en Bolivia, ejecutado por el consorcio Swisscontact-FAUTAPO.

Historia Bolivia