Usamos cookies para optimizar este sitio web.
Al usar este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.    Aprenda más

INFOCAL nos propone seguir la pista de las novedades en formación a distancia

La Formación técnica, desde la fundación INFOCAL en Bolivia alcanza, generalmente, a un promedio de 20.000 personas en procesos de formación y capacitación, con alrededor de 15 carreras y 30 cursos de capacitación que ofrecen en todo el país. La demanda, en el contexto de la pandemia, redujo este alcance, pero también abre nuevos retos para la formación a distancia, nos cuenta Raúl Claure, director ejecutivo de INFOCAL.

“El año pasado identificamos herramientas que ayudarían a lograr, con simuladores y softwares, experiencias prácticas en temas de formación técnica.  Casi todas las carreras pueden desarrollarse con estos medios en áreas como soldadura, máquinas y herramientas, electrónica, electricidad, robótica, impresión en 3d y otras. La limitante es el costo, no son sistemas baratos y para ello, habrá que contar con una estrategia, como país e instituciones, donde se pueda facilitar el acceso a las mismas y que sean de beneficio para todos”, expresa Claure.


La pandemia, subraya Claure, nos puso el reto de ver cómo virtualizar la formación y lograr transformar una clase presencial a una virtual, tomando en cuenta que la formación técnica en nuestro país debe ser 70% práctica y 30% teórica.  A este contexto, nos dice, se suma también cómo validar los procesos de evaluación a los estudiantes en los procesos formativos, verificando que adquieran las competencias necesarias en las clases virtuales o semipresenciales.


En referencia a los docentes y la virtualidad, indica Claure, que se advierte la necesidad que ellos y ellas necesitan incorporar nuevas herramientas digitales para capturar la atención e interés de los estudiantes y que, los propios jóvenes, alcancen la disciplina necesaria y conocimientos valiosos para su formación desde la virtualidad. “Todos tenemos que aprender de este nuevo mecanismo, porque todavía no existe la experiencia suficiente en el país”, en definitiva, la formación virtual debe garantizar con la ayuda de herramientas digitales, un aprendizaje activo, colaborativo y autónomo, tarea que requiere una retroalimentación permanente para una mejora continua de este nuevo proceso, explica.

Capacitaciones INFOCAL

Infocal en este periodo de la pandemia trabajó en capacitaciones cortas a distancia, de bajo costo, en el marco de las normativas establecidas por el Ministerio de Educación, principalmente en los Institutos de Santa Cruz, Chuquisaca, La Paz y Cochabamba, nos expone Claure a tiempo de mencionarnos que se brindó capacitaciones a alrededor de 40 docentes de INFOCAL sobre el uso de aulas virtuales desde una plataforma de la institución desarrollada en base a la herramienta Moodle y, para los estudiantes y público en general, se brindó cursos de Excel, llenado de Formularios de Impuestos, Diseño Gráfico, Marketing, Photoshop CC, Ley SAFCO y Diseño y simulación de Redes Secundarias de Gas Natural, para mencionar algunos.

 

“Con las últimas regulaciones emitidas por el Ministerio de Educación, sobre la formación virtual, estamos iniciando acciones para ofrecer tanto formación como capacitación desde la virtualidad y preparando los materiales necesarios para adaptarlos a estos medios, en todos los Institutos del Sistema y con avances importantes en los Institutos de INFOCAL en las regiones de Santa Cruz, Chuquisaca y La Paz”, indica Claure.

 

Jóvenes que trabajan y estudian

 

Sobre una posible deserción educativa, Claure expresa, que la mayoría de los y las participantes de INFOCAL son gente que estudia y trabaja y que se detectó que muchos de ellos y ellas perdieron sus empleos, condición que no les permitía seguir sus estudios, tomando en cuenta que los servicios educativos de los institutos son pagados. Estima Claure que un 50% de los participantes están considerando dejar sus estudios tanto por las condiciones de trabajo como por los requerimientos que se tiene en la educación a distancia como el acceder a una computadora, a lo que se suma las dificultades en los servicios de internet con los que cuenta el país.

“En sucre, mucha gente estaba en uno de los cursos que se brindó y el internet se les cortaba varias veces, una limitante que desmotiva a los participantes, pero que también incide en la capacidad económica de los jóvenes para comprar más megas cuando esto sucede”.

 

Formación post pandemia

 

En referencia a las ofertas de formación más aconsejables para los jóvenes post pandemia, sugiere Claure, incursionar en ofertas formativas que tengan que ver con automatización, inteligencia artificial, administración de centros de salud, sistemas de información y manejo de datos, éstas principalmente para las ciudades grandes del país.

 

“Otro desafío importante para los Institutos del país es tomar áreas como la generación de energías renovables, un nicho aún no explorado o, en la parte amazónica del país, ver oportunidades para procesos formativos en el área de alimentos, gestión del recurso hídrico y agricultura”, puntualiza.

 

INFOCAL socio del proyecto Formación técnica

 

Claure comenta que se iniciarán acciones en tres institutos INFOCAL con apoyo del proyecto formación técnica profesional de la Cooperación Suiza en Bolivia y que es ejecutado por el Consorcio Swisscontact – FAUTAPO. Señala que se trabajará en las regiones de Cochabamba, Santa Cruz y Tarija, invirtiendo en acciones destinadas a fortalecer los sistemas de calidad de todas estas regiones.

 

Para el caso específico de Cochabamba, nos explica, se fortalecerá el área industrial donde anteriormente se había incorporado el uso de simuladores de realidad aumentada destinados al área de soldadura y que será complementado con un software para crear modelos de simulación para uso industrial, elementos que modernizan una interfaz común que contribuirá a la formación práctica a distancia.

 

En INFOCAL Santa Cruz se implementará un laboratorio de informática y; para el caso de Tarija, se aumentará la infraestructura con nuevas aulas para la formación de los estudiantes. Además, indica, se tiene previsto fortalecer las habilidades socioemocionales de los jóvenes que se realizarán a través de capacitaciones incorporadas en la currícula y que son también una demanda del sector empresarial a tiempo de contratar personal.

 

En referencia a cifras, detalla, se estima formar a 878 personas y capacitar a 1.128, a la par de realizar gestiones referentes a inserción laboral para gran parte de los jóvenes a quienes se capacite.

Bolivia Noticia